Sociedad japonesa: vivir más y mejor

En estas fechas tan señaladas de culto a la salud, al bienestar y a la obsesión por una nutrición cuasiperfecta, no es mala idea echar un vistazo hacia oriente (concretamente a la sociedad japonesa) que en esto de cuidarse son unos fenómenos.
Es innegable que hay un desfase cultural entre las sociedades de oriente y de occidente. Mientras que en Europa por ejemplo, la tan de moda vida sana se encamina en la mayoría de los casos a conseguir unos abdominales como los de Cristia… como los de Jose María Aznar, en la sociedad japonesa probablemente las motivaciones sean menos estéticas. Pero el caso es que adoptar su métodología nos permitirá probablemente lucir mejor para las fotos de Facebook que nos sacamos en verano. E incluso, es posible que tengan algunos otros efectos positivos aunque de mucha menos importancia, como vivir más y mejor, por ejemplo.

imagen-de-el-confidencial
Imagen de El Confidencial

Estilo de vida en la sociedad japonesa

Japón, lleva décadas batiendo records de longevidad, y actualmente es el país del planeta con la mayor esperanza de vida. Pero no solamente es el país donde puedes encontrar más ancianos que superen los 100 años de edad, sino que esos ancianos no se lo montan nada mal. Gozan de salud mental y físicamente… quizás no están para jugar en el Barcelona, pero para un equipo de media tabla probablemente sí.
¿Dónde reside su secreto? Pues no hay secreto… la sociedad japonesa se cuida mucho por lo general. Pero no siguiendo la dieta de moda que salga en la revista de turno, sino con métodos que fluyen de una manera más natural en su día a día.
Particularmente la isla de Okinawa es una región que se caracteriza por albergar una especie que les distingue del resto del planeta: “El anciano, pero muy anciano, que está hecho un chaval”.
¿Quiere decir eso que para vivir más y mejor tenemos que mudarnos a Okinawa? ¡No, por Dios! Centrémonos. El tema no es vivir en Okinawa, sino lo que hacen en esta región los habitantes de la siempre fascinante sociedad japonesa. Cómo yo nunca estuve en la isla de Okinawa, al menos de momento, me remito a destacar algunos puntos reflejados por un artículo del periódico El País:
1. Dieta ligerita y sana: bueno, no estamos descubriendo la pólvora, esto es más antiguo que un móvil con antena que se estira. Pero no es que coman a base de lechuga y aire como modelos de Victoria’s Secret. Combinan hidratos y proteínas, comen carne y mucho, pero que mucho pescado. Mastican mucho y despacio. Además siguen la regla de llenarse hasta el 80%. Todo muy sensato, como podemos ver.

Consumo de pescado en la sociedad japonesa
Consumo de pescado en la sociedad japonesa

2. Sociables y luchadores: es curioso porque en otras zonas del país, la sociedad japonesa es tremendamente individualista, cerrada y poco propensa a la interactuación con los demás. Pero aquí, son muy de hacer actividades al aire libre, lo que fomenta la sociabilidad. Es muy habitual que hagan gimnasia en grupo. La relación con la actividad física en la sociedad japonesa empieza desde muy jóvenes. Además, su carácter combativo les dota de motivación para afrontar y superar cualquier problema o desafío que la vida les presente.
3. La jubilación no es para mí: ya advertíamos que el desfase cultural entre la sociedad japonesa y la española es abismal. Aquí nos jubilaríamos antes de empezar a trabajar si nos fuera posible, yo el primero. Allí trabajan en algunos casos hasta más de los 90. Lo de las horas extra es para blandos…
4. Salud física… y mental: ejercitan su mente, escriben con frecuencia aunque sean pequeños textos o notas personales, tratan de mantener su actividad cognitiva activa. Además, minimizan el deterioro por el paso del tiempo y tratan de mantener una actitud positiva y optimisma en vez de lamentar la pérdida de facultades producto del envejecimiento.

Sociedad japonesa: un referente cultural contrastado

Japón sigue siendo uno de esos países atractivos por su filosofía de vida, su cultura, sus valores… a lo largo de la historia, es indiscutible su influencia a nivel global. Hace años ya que parece que el interés por este país en occidente se ha disparado. Desde su gastronomía hasta la importación de sus letras para que los europeos podamos hacernos tatuajes molones, pasando por las artes marciales. Los más valientes incluso se atreven a intentar aprender el idioma. La sociedad japonesa es muy diferente a la nuestra y eso nos llama poderosamente la atención.

Son dignos también de mención sus propios contrastes internos. La convivencia en perfecta armonía de tradiciones ancestrales y tecnología revolucionaria, por ejemplo. Pero también el de ser el país con la mayor esperanza de vida y también el que posee el índice de suicidio más elevado de entre todos los estados desarrollados. Hay veces que la sociedad… es un desfase.

Sociedad japonesa
Panorámica del cruce de Shibuya en Tokio

Un comentario en “Sociedad japonesa: vivir más y mejor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s