Clases de defensa personal: un negocio en auge

Un individuo camina al lado de una mujer. Todo parece aparentemente normal. De pronto, el hombre saca un cuchillo y se lo pone en la garganta a su víctima pidiéndole que le dé todo el dinero que lleva encima si quiere seguir viviendo. Antes de que pueda reaccionar, la persona amenazada es capaz desarmar al agresor y reducirlo.

Afortunadamente en este caso el cuchillo era de goma, y los involucrados simplemente dos practicantes de defensa personal. Y es que las actividades relacionadas con la autoprotección ante amenazas físicas potencialmente reales, no paran de incrementar su demanda. Hoy en día, pocos son los gimnasios y centros deportivos que no incluyen algún tipo de disciplina de esta naturaleza en su oferta.

Las causas de su crecimiento: terrorismo, violencia de género…

Hace ya varias décadas que los deportes de contacto se hicieron un hueco con éxito en España. El Kárate, el Judo o el Taekwondo gozan ya de cierta tradición en nuestra sociedad. Impartidas desde los colegios como actividades extraescolares, hasta en centros de alto rendimiento que producen campeones del mundo y olímpicos.

Sin embargo, estas disciplinas se caracterizan por estar sujetas a determinadas reglas y normas que rigen cualquier deporte federado.

La tendencia actual se dirige cada vez más a la práctica de sistemas confeccionados exclusivamente para “la vida real”. Para situaciones que le pueden pasar a cualquiera, cualquier día y en cualquier lugar. Para gente que quiere prepararse y ser capaz de tener nociones de defensa, sin necesidad de ser un atleta de élite.

Mujer practicando defensa personal
Mujer practicando defensa personal

La causa del auge de este fenómeno podría estar en el alarmismo social en el que vivimos actualmente. Con constantes noticias de ataques terroristas, violencia de género o inseguridad ciudadana que crean un clima donde la gente se siente vulnerable. Esto acciona la búsqueda de algo práctico que nos ayude a sentirnos más capacitados para lidiar con situaciones de peligro tan presentes… al menos en nuestras mentes.

El Krav Maga y sus beneficios psicológicos y fisiológicos

Los expertos señalan que es fundamental, para aquellos interesados en la defensa personal, informarnos bien antes de pasar a la acción. Es vital que el instructor esté debidamente cualificado y formado para la enseñanza de su disciplina.

Uno de los sistemas más populares y reconocidos es el denominado Krav Maga, que fue inventado en la década de los 50 en Israel, e implantado rápidamente en sus fuerzas militares. Debido a su alto grado de eficacia y a su relative sencillez, no tardó en expandirse rápidamente por todo el mundo.


El Krav Maga tiene una vertiente militar y para cuerpos profesionales de seguridad como pueda ser la policía, y otra que es para el uso de civiles.

Su filosofía se basa en la aplicación de técnicas (físicas y psicológicas) fáciles de recordar y de ejecutar, que al mismo tiempo sean rápidas y eficientes.

Sus practicantes destacan que uno no necesita una forma física fuera de lo común, puesto que por principios, el Krav Maga fue diseñado para ser efectivo con independencia de la condición. Sin embargo, sí coinciden en que desde que entrenan, han notado una mejora corporal, e incluso psicológica. Sintiéndose más seguros, con más autoestima, e incluso más activos y acertados para afrontar situaciones de estrés en su día a día (laborales, familiars…).

Muchas mujeres víctimas de violencia doméstica o de violaciones, han manifestado haber superado barreras psicológicas debido a sus traumáticas experiencias mediante la práctica del Krav Maga.

En su modalidad adaptada a los niños, también se destaca la mejora de capacidades motoras y socializadoras, así como de reflejos, fuerza y coordinación

La industria de las armas de autodefensa también aumenta exponencialmente

La venta de armas no letales de autodefensa, con toda la polémica que conlleva, también prospera con paso firme.

Dentro de las más inocuas podemos encontrar por ejemplo las linternas tácticas, que producen una luz intensa capaces de cegar temporalmente a un potencial agresor.

De esta misma naturaleza tenemos también los sprays de pimienta, cuyos efectos son más severos. La ceguera se prolonga por un tiempo mucho mayor que puede durar horas, además de un intenso picor ocular e incluso dificultades para respirar. En los casos más extremos en los que alguien pueda padecer algún tipo de alergia, las consecuencias pueden ser dramáticas si no se actúa rápidamente.

En países como Estados Unidos, las pistolas táser gozan de gran popularidad. Esta arma que genera una descarga eléctrica en su víctima, está en el ojo del huracán por haber generado ya algunas muertes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s