Intrascendencias que me quitan el sueño: ¿alunizó el hombre?

Un nuevo episodio de intrascendencias que me quitan el sueño, y no son pocas. Es lo que tiene no tener muchas preocupaciones de verdad, te las tienes que buscar de mentira.

Así que después de episodios como: “¿Cómo beben los tiburones?“, “¿Por qué se cebó tanto la crítica con Superman IV?” o “En serio, ¿qué pasó en el 11-s?” llega una nueva entrega: el hombre en la luna. ¿Ha sido real o un sueño?

Así alucinó y alunizó Neil Armstrong

20 de julio de 1969. Corrían las 2:56 horas cuando Armstrong pulsó el botón de solicitar parada. El piloto Michael Collins aparcó el Apollo 11 y Armstrong se bajó. El primer ser humano en poner un pie en la luna, hecho que se encargó de plasmar con su cámara fotográfica. Soltó su mítica frase de “un pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para la humanidad“, se dio unos paseos, curioseó, se fumó un cigarro, plantó la bandera de la Tierra (bueno… de Estados Unidos, es lo mismo), recogió unas piedras para el camino y… para casa que empieza a refrescar.

Apollo 11 Crew (Sociedad del Desfase)
Neil Armstrong, Michael Collins y Buzz Aldrin, tripulación del Apollo 11.

Es una de las hazañas del ser humano que más me siguen sobrecogiendo a día de hoy. Y eso que aún no me queda muy claro su utilidad práctica más allá del impulso en la guerra del marketing que mantenían EEUU y URSS en la época por ser la superpotencia más “cool”.

Huella Armstrong (Sociedad del Desfase)
Huella de Armstrong al pisar la luna en 1969.

Pero, aún en pleno 2017 y después de no sé cuantas precuelas, secuelas y cuelas de “Star Wars” y demás películas futuristas y de ciencia ficción… el universo me sigue imponiendo mucho respeto. Me sigue representando misterio, oscuridad, preguntas… teorías y conceptos inabarcables. ¿Cómo lo viviría la sociedad de la época? ¡En el 69! Cuando ir a Francia no lo hacía cualquiera. Cuando pocos tenían televisión. ¿Y uno de nosotros estaba allá arriba? ¿¿¿En la luna??? Vivir aquello desde aquí abajo debió de ser tremendo. Pero ser Armstrong…

USA Flag Moon (Sociedad del Desfase)
Cuenta la leyenda que la bandera de EEUU preside el suelo lunar.

Ya había habido otros “echados para adelante” con ganas de encontrar límites a su valor. Otros que se habían aventurado a abandonar su zona de confort en la Tierra para salir a un entorno hostil. Gagarin había sido el primero en decir: “¡Qué diablos! Hoy no hay partido y no tengo nada mejor que hacer. Vamos para allá”.

Yuri Gagarin (Sociedad del Desfase)
Yuri Gagarin, primer humano en salir al espacio en 1961.

En realidad la perra Laika había sido el primer ser vivo en marcharse al espacio… para no volver. Pero ella más que por ser una osada exploradora, fue por obligación la pobre. Y sabiendo que jamás volvería para poder intentar atrapar un frisbee o ladrar a los coches que pasaran por delante de su casa.

Laika (Sociedad del Desfase)
Laika salió al espacio en el Sputnik en 1957.

El caso es que Armstrong fue el primero en caminar ahí fuera. Flotó por la luna, contempló la belleza de la Tierra desde allí. Supongo que se sentiría tremendamente bendecido por tener esa oportunidad única. Él era el primero en la historia… debió sentirse muy honrado. Muy sólo allí arriba. Sin movimiento, sin aire, sin ruido… sin nadie. Pero al mismo tiempo sintiendo el calor y el apoyo de toda la humanidad. ¿Cuántas preguntas le rondarían la cabeza? ¿Cuántas sensaciones cruzarían su mente? ¿Cuántas veces se orinaría de nervios en los calzoncillos espaciales a lo largo del viaje?

La llegada del hombre a la luna: ¿verdad o… verdad?

Hay muchos que opinan que Armstrong no sintió nada de eso. Que lo único que sintió fue la voz de Kubrick diciendo “¡Acción!”, “¡Corten” y “¡¿Dónde están los de maquillaje?! ¡Qué alguien le disimule las entradas a Aldrin, por Dios!”. Porque son muchos los que sostienen que de llegada a la luna, nada de nada. Que fue un rodaje y un engaño en toda regla. Muchos opinan que aquí los únicos que estaban en la luna eran los miles de millones de terrestres que se tragaron semejante mondongo.

Los partidarios de las teorías conspirativas tienen sus argumentos para desmontar la versión americana. Que si la bandera está ondeando en ausencia de viento, que si las sombras delatan múltiples fuentes de luz, que si la ausencia de estrellas, que si no hay socavón o huella del supuesto aterrizaje del Apolo 11…

Por supuesto hay muchos más argumentos, y para cada argumento un contraargumento… con todas las teorías conspirativas pasa lo mismo. Anda que no ha dado para ríos de tinta el 11-s. Se puede rizar tanto el rizo que alguno promulga que estos hechos son montajes de conspiradores con el propósito de propagar teorías conspirativas…


Yo me mojo: me lo creo. Yo sigo viendo a Armstrong en la luna poniendo la bandera que nos representa a todos los humanos…

Pero sé que tarde o temprano llegará esa noche de cervezas en la que salga el tema y a uno le falte tiempo para exponer “sus pruebas” de que eso no sucedió… y esa noche, yo no pegaré ojo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s